Manual_de_puente_grua

Rellenas con tus datos y contesta las preguntas:

Nombre Dni Email Teléfono

PUENTE GRÚA


Los puentes grúa pueden ser manipulados por cualquier miembro de la empresa, siempre que cumpla con las normas de seguridad.
La carga máxima que podemos elevar queda determinada por la indicación que figura en el puente.
Si al elevar una carga vemos que no está bien estabilizada la descenderemos y procederemos a un mejor eslingado.
Para una mayor seguridad las cargas se desplazarán con la mayor velocidad posible intentando llegar lo antes posible al destino.
Las cargas se han de manipular a la menor altura posible.
El transporte sin carga también se hará a la menor altura posible para reducir el tiempo de manipulación.
Al aumentar el ángulo que forman los ramales de las eslingas es menor la carga efectiva que soportan.
El gruista puede dejar la carga elevada si está activada la parada de emergencia.
Al acabar la jornada el gancho se dejará apoyado en el suelo para que el puente grúa quede totalmente liberado de cargas.
Las cargas se desplazarán por la trayectoria más corta aunque pase por encima de algún trabajador si este lleva casco.